2012/12/16

¡Una colección envidiable!

Hay un lugar de comida (¡y cerveza!) alemana al que asisto de vez en cuando con un grupo de amigos autodenominados "El Consejo Jedi". Hace dos días, después de presenciar una catarsis de arte musical y visual, estuve con uno más del Consejo en dicho lugar. En su terraza hay una bonita vista de la capital de mi país, San Salvador...

Vista de San Salvador, en la parte superior pueden ver dos estrellas de la constelación de Orión: Betelgeuse y Saiph.

¿Qué tiene que ver esto con música?.. ¡MUCHO! El dueño actual es un gran anfitrión que comparte con nosotros la mala (o buena) costumbre de coleccionar cosas, y desde hace algunos meses nos ha mostrado lo que obtiene y está haciendo parte de su restaurante. Él colecciona radios y equipos de sonido antiguos, la misma afición del amigo que me acompañaba.
Esta vez nos ha mostrado una impresionante colección, de la cual, muy amablemente nos ha permitido poder mostrarlas a ustedes, siempre y cuando esto se mantenga en el anonimato. Todos los aparatos (radios, vitrolas, sinfonolas, etc.) funcionan a la perfección. ¡Véanlas!


Este equipo contiene radio, lector de cintas y tocadiscos.

Una Vitrola RCA Víctor.

Las fotos del aparato que verán a continuación muestran que podría considerarse como el "IPod" de hace unas cuantas décadas. Es una maleta que en su interior contiene un tocadiscos portátil, ¿quién dice que no se podía llevar la música a todos lados?, ¡mirad!







Un fonógrafo



Este es un reproductor de cintas, del cual ya hemos escuchado una buena dosis de jazz en visitas anteriores.



Por último, he aquí a la estrella del lugar. Un hermoso equipo Zenith, noten los detalles: abajo están los parlantes, arriba, a la izquierda, el tocadiscos; y a su derecha, el dial para sintonizar la radio.