2011/07/09

"El incidente" que comenzó como una broma.


Hay grupos que andan por ahí que uno aún no conoce y que merecen la pena ser escuchados y darles una oportunidad. Ese es mi caso con "Porcupine Tree", había leído algo de ellos, pero nada más. Hasta que hace unos días, por medio de un amigo tuve en mis manos el disco del cual me ocupo en esta ocasión.
Me he tomado tiempo para escuchar esta obra de arte, y familiarizarme con esta banda liderada por una mente creadora excepcional, de esos artistas que uno termina admirando, no solo por su música y talento, sino por su personalidad y forma de ver el arte, Steven Wilson. Lo más impresionante de su historia musical es que Wilson empezó todo esto como una broma, parodiando de forma cómica a los grupos de rock progresivo de los 70's, para luego convertirse en una de las bandas referentes del rock progresivo actual.
La banda está formada por Steven Wilson, bajo voz y teclados; Richard Barbieri, sintetizadores y teclados; Colin Edwin, bajo y doble bajo; Gavin Harrison, batería y percusión.
(Nota: cada uno de los miembros que acompañan a Wilson en este grupo son tan buenos en su oficio. Hagan click en cada uno para ver su propia página y lo que hacen en proyectos aparte de esta gran banda).
Tanta es la impresión que este álbum ha causado en mis sentidos que hoy tendrán que perdonarme si esta entrada les lleva al aburrimiento, pero relataré mis impresiones sobre cada una de las partes que conforman este todo llamado "The Incident", un álbum doble que vale la pena escuchar una y otra vez. El disco pretende ser una crítica a los medios de comunicación, donde a través de cada canción, la pluma de Wilson quiere humanizar los diversos "incidentes" que los medios nos muestran.

Disco 1.
La introducción empieza con unas notas que parecen de rock pesado, como su nombre lo indica, cortantes como una navaja, "Occam's Razor", para dar paso a "The blind side", que inicia con las mismas notas de la introducción, para luego caer en una fuga típica de Yes (¡gracias Bach por habernos dado este recurso!) y escuchar las primeras palabras del cerebro creador de este agradable descubrimiento. La canción es poderosa, salta desde descargas metálicas fuertes hasta las notas más agradables y sublimes sin ningún problema, ni entrar en conflicto con la melodía.
Cuando suena la tercera pieza, "Great expectations", tal como leer un buen libro que te atrapa desde las primeras páginas, te has conectado y estás dispuesto a seguirlo hasta el final, a pesar que te espera un segundo disco para completar esta magna obra. La voz de Wilson es excelente, cada instrumento está en su lugar. Una nueva fuga te hace saltar a "Kneel and disconnect", y entonces te acompañan las dulces notas de un teclado, ¡perfecto!
"Drawing the line" sigue, literalmente, en la misma línea, personalmente me lleva a Marillion (en los tiempos de Fish), por su estructura inicial. Las influencias de grandes grupos de rock progresivo y metal progresivo están muy marcadas, que los melómanos los reconocerán al instante. Debo aclarar que no se trata de plagio, pues este grupo tiene una identidad propia.
La siguiente canción es extrañamente buenísima, con efectos electrónicos que le dan un toque algo bizarro, es "The incident", la que da el título a este disco que todos los amantes del buen Rock deben escuchar. "Your unpleasant family", es una clara muestra de rock progresivo, los fans de Yes notarán la influencia de Steve Howe en esa guitarra. "The yellow windows of the evening train" es una pieza instrumental suave, un bello preludio a lo que viene después...
..."Time flies", es el clímax del primer disco (y de todo),  11 minutos y 40 segundos que no se sienten pasar. Empieza con unos sencillos, pero a la vez geniales y contagiosos riffs de guitarra, que son recurrentes sin llegar a la monotonía y  tejen la columna vertebral de la canción, a ello les sigue la voz de Wilson. Esta canción cumple con todos los cánones a los que una buena canción de rock progresivo está sometida y debe cumplir: momentos cumbres, momentos de virtuosismo, buena letra, buena voz, con altas y bajas en su momento justo, pausas que dejan expectante al oyente, para que lo que venga después no decepcione al que escucha, repito una vez más...¡estamos ante una obra maestra!
Con "Degree zero of liberty", entre notas pesadas como al inicio del disco y notas suaves, parece que nos hace volver de las nubes por las que "Time flies" nos ha hecho viajar para introducirnos a "Octane twisted", con una atmósfera de tranquilidad que luego se desemboca en una muestra de metal progresivo, muy rítmica y habilidosa. "The seance", como con muchas partes del disco, que sirven de enlaces y puentes armónicos que mantienen la estructura general como un todo, da lugar a "Circle of manias", otra muestra instrumental de buena música progresiva.
"I drive the hearse", es una canción reflexiva, hermosa, con una guitarra suave al comienzo y la voz de wilson acompañada por una suave percusión, que va en "crescendo" conforme el tiempo pasa. En algunas secciones, esta canción me evoca a la etapa madura de "The Beatles", como el "Abbey road"...
...Y con estas sublimes notas, el disco 1, que es una "canción única" llamada "The Incident", nos invita a poner el disco 2.

Disco 2.
Las historias del segundo disco son independientes del primero, pero siempre tienen que ver con incidentes cubiertos por los medios.
La primera canción es "Flicker", que de entrada se muestra "diferente" en estilo al disco 1, mi impresión es para desligarla de la mega canción que ocupa todo primer disco, es una canción con un ritmo pausado y reflexivo. Pero esa impresión es primaria, pues al llegar a "Bonnie the cat", cuya amalgama con la primera es perfecta, te encuentras con otra canción bizarra con unas mezclas de sonidos excelentes, que en su segunda mitad, las notas progresivas son la prioridad.
La tercera canción es "Black Dahlia", basada en el asesinato sin resolver a finales de los 40's, que fue llevada al cine no hace mucho. Una buena historia para ser musicalizada en este género. Finalmente, el disco cierra con "Remember me lover", una canción de 7:34 minutos, quizá la más reflexiva de todas y la de ritmo más lento en sus primeros compases, pero solo hay que esperar, pues el oyente se queda atrapado mientras corre el tiempo. Un buen álbum con un buen final, no se puede esperar más...


___________________________________________________


En los vídeos puestos a continuación, pueden disfrutar por completo toda la primera canción (The incident: el disco 1) de este gran álbum.


The Incident: 1) Occam's Razor; 2) The blind House







The Incident: 3) Great Expectations; 4) Kneel & Disconnect.





The Incident:  5)  Drawing The Line





The Incident: 6) The Incident; 7) Your Unplesant Family; 8) The Yellow Windows Of The Evening Train.





The Incident: 9) Time Flies. 
(Lo mejor de este álbum, las primeras líneas de esta canción están en mi perfil)




The Incident:  10) Degree Zero of Liberty



The Incident: 11) Octane Twisted.




The incident: 12) The Seance.





The Incident: 13) Circle Of Maniacs.






The Incident: 14) I Drive The Hearse. (Una gran canción para un gran final).



___________________________

Aquí puedes escuchar el álbum completo.

PD: El álbum "In Absentia" de 2003, es tan grande como "The Incident", si quieren escucharlo, pinchen aquí para escuchar una lista de reproducción preparada por este servidor para su deleite

IN MEMORIAM

Facundo Cabral, en una época de mi vida, tus canciones me acompañaron. Y ahora te quedas para siempre con muchos de los que  disfrutamos de tus anécdotas y poesías. Has muerto como no lo merecías, en este mundo de m... en el cual nos ha tocado vivir.