2011/04/14

El disco para la isla desierta.

Stephen Hawking es por hoy, el cosmólogo y físico teórico más famoso que devela los misterios sobre la estructura, evolución, (pasado presente y futuro) del Universo.
En su libro "Agujeros Negros y Pequeños Universos", Hawking relata su experiencia cuando estuvo en el famoso programa de la BBC, "Discos Para La Isla Desierta". En tal programa han desfilado toda clase de personalidades desde políticos, científicos, escritores, y artistas de todo tipo. 
A lo largo de la entrevista, cada invitado, llamado "náufrago", debe elegir ocho discos, un objeto de lujo y un libro de compañía (asumiendo que en la isla ya se encuentran La Biblia, El Corán u otro libro equivalente, además de todas las obras de Shakespeare).
No cansaremos a los lectores con toda la lista de los discos escogidos por el científico, sino por aquel que tendría que escoger si solo fuese uno, sobre él dijo "Tendría que ser el Réquiem de Mozart. Sería capaz de escucharlo hasta que se agotaran las pilas de mi walkman".


Wolfgang Amadeus Mozart o "el milagro que Dios hizo nacer en Salzburgo", es mi compositor favorito en este género, su música es simplemente "HerMozart". Muchos hechos de la vida del genio están llenos de una mezcla de mitos y verdades. La película "Amadeus" presenta uno de los mitos sobre el Réquiem, en la cual se relata que fue encargado por su rival Antonio Salieri, de forma anónima, para asesinarlo y usar la obra en su nombre para la misa de difuntos en honor al Músico. La realidad es que fue encargada por un aficionado a la  música que había quedado viudo,  el conde Franz von Walsegg.

Dado que Mozart dejó inconcluso su trabajo, existen dos versiones de la obra en sus últimos movimientos, la más común es la que completó su discípulo  Franz Xaver Süssmayr. La otra es la de Franz Beyer, que se encargó del estudio y restauración de varias obras inconclusas del Músico. Es paradójico que siendo, según los expertos,  la versión que más se ajusta al estilo Mozartiano, no sea la más popular, y esto se debe en gran medida a que es una edición del siglo XX.
Debido a su rareza, ponemos para su disfrute y comparación con la edición de Süssmayr, la versión de Beyer, y es una de las mejores versiones que se han hecho de ella, bajo la dirección de Sir Neville Marriner y la orquesta de la Academia St. Martin in the fields.

Entrar aquí para disfrutar de esta extraña pero hermosa edición: Mozart Réquiem (Beyer edition).

2 comentarios:

  1. Sin duda una de las maravillas de la música clásica. Hace unas semanas tuve la suerte de escucharlo en directo, en la iglesia Mayor de Ronda, interpretado por la orquesta de Málaga y el coro de Antequera, con unos buenos solistas de prestigio, una maravilla, como dice Hawking, no dejaría nunca de escucharlo.
    A propósito gracias por tu mensaje en mi blog:

    www.pianistasdelmundo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Que suerte de tener oportunidad de escucharlo en directo. Saludos

    ResponderEliminar